Abandonada, un microrrelato erótico

Abandonada

Noches interminables, frías, heladas. Ya no estás aquí. Aquí solo queda tu armazón. Como la piel de una serpiente que abandona cuando ha mudado.

No soy tonta. De la noche a la mañana desapareció la lujuria en tus ojos y aquí me quedé preguntándome qué había hecho mal. Pero nada hice.

Mis orgasmos son tan exquisitos como siempre. Mi entrepierna se estremece cuando me besan el cuello igual que lo hizo siempre.

Y es que es tan fácil encontrar calor en un hombre diferente cada noche como echar una gota de arsénico en tu café cada mañana.

Abandonada versión II

Noches interminables, fría, helada. Digas lo que digas ya no estás aquí. Aquí solo queda tu armazón. Como la piel de una serpiente que abandona cuando ha mudado.

No, debes de creer que soy tonta. De la noche a la mañana desapareció la lujuria en tus ojos y aquí me quedé como una idiota preguntándome qué había hecho mal, si había algo mal en mí.

Pero a mí no me pasa nada. Mis orgasmos son tan exquisitos como siempre, mi entrepierna se humedece cuando me besan el cuello igual que hizo siempre. Solo tengo que sonreír y enseguida tengo conversación con una copa y un número de teléfono.

Te puedes quedar con ella, ya no me importa. Ya verás algún día lo que yo veo. Ahora es una aventura, es emocionante, es algo prohibido pero ya te aburrirás y verás qué solo es otra del montón. Que no te mira cuando te hace el amor como yo lo hacía y verás lo fría que está tu cama mientras la mía la calientan a conciencia.

La calientan con sus caricias, con sus besos y lametones, con masajes a dos o cuatro manos dependiendo de lo bien que se me dé la noche. Sí querido, yo tengo tríos cuando tú sueñas con ellos. Es lo que tiene pasar de ser el hombre más afortunado del mundo a un triste paraguas en el paragüero que solo vive cuando llueve. Disfrútalo, te lo has ganado a pulso.


¿Cuál te gustó más? Cuéntamelo en los comentarios.

Un beso 

Christine Erotic


Descubre mis Redes Sociales

¿Quieres formar parte de mi comunidad y recibir la Newsletter?

Abandonada, un microrrelato erótico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable de los datos: Nuria Gutiérrez
  2. Finalidad de los datos: Publicar y contestar a este comentario
  3. Legitimación: Aceptas la política de privacidad
  4. Duración de los datos: hasta que resuelva tu cuestión
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Webempresa
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Scroll hacia arriba